Solicita una cotización

Control de Peso



Someterse a un programa de control de peso no es fácil, ya que se requiere fuerza de voluntad y estar convencido de que es lo mejor para conservar buena salud, asimismo, es indispensable ser constante y tener mucha paciencia, ya que los cambios en la silueta no se reflejan de un día a otro. La primera indicación es seguir una dieta equilibrada que contenga 57% de carbohidratos (de preferencia complejos, es decir, los que no tienen sabor dulce), 25% de grasas (nunca hay que omitirlas porque permiten la producción de hormonas), 15% de proteínas y 3% de fibra. Pueden incluirse alimentos bajos en calorías y grasas, sustitutos del azúcar y algunos complementos alimenticios.

De igual forma, es conveniente practicar ejercicio físico, por lo menos 30 minutos al día, ya que de esta manera se quema parte de las calorías acumuladas en forma de grasas. Es importante que la rutina a seguir sea impuesta por algún instructor y que no se intente en las primeras sesiones abusar, pues hacerlo puede lesionar articulaciones, desgarrar músculos y ocasionar gran fatiga. Lo pertinente es practicarse un examen médico que indique cuál es la condición del organismo y, partiendo de ello, programar con el entrenador la rutina adecuada.

Subir Subir